imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen

Como fin de año es una temporada súper alta, decidimos ir a un crucero, pues aun siendo temporada alta, no se puede llenar mas de su capacidad. Y tal como lo hice cuando fui al Crucero de Río, decidí contactar a Lizzeth Marcos para asegurarme de que todo saliera perfecto. Como el plan era en familia, decidimos ir a un Crucero de Disney. Salimos de Galveston porque es lo mas fácil para nosotros que vivimos en Dallas y nos decidimos por un viaje de 7 noches.

Como era de esperarse en algo de Disney, el viaje fue un éxito de principio a fin, nos gustó mucho el barco en general y el Camarote muy amplio. Un tema que quiero reconocer es que me encantó el hecho de que había mucha opción para comer saludable, el Spa y el Gym muy buenos, así que no hubo problema para vivir esos días dentro de una buena rutina.

La magia de Disney se sintió todo el tiempo y la disfrutamos mucho, sobre todo Coti que es la mas chiquita y que aun se emociona con tomarse fotos con los personajes.

El barco tiene varios Kids Club, pero las edades de mis hijas no se acomodaron en esta ocasión, pues unos son de 3 a 12 años y mis hijas fueron de 9 y 11 años, por lo que se aburrieron con esas actividades, y en los Kids Club de jóvenes aun no podían entrar.

Nos tocaron 3 fiestas padrísimas, la de bienvenida al inicio, la fiesta de New Year’s Eve y la fiesta de Pirate Night, las 3 padrísimas.

OJO con los shows del Barco en el Walt Disney Theatre, concretamente el de Frozen y Disney Dreams, es como estar en Broadway, así que recomiendo que lleguen con tiempo para que agarren buen lugar.

Hicimos 3 paradas, Key West, Disney Castway Cay y Nassau, por lo que decidimos no bajarnos en la 1ra para que mis hijas gozaran de las albercas y toboganes casi para ellas solas, pues casi todo mundo se bajó, peeero en las otras dos si nos bajamos y wow, nos encantaron. Voy por partes, Disney Castway Cay es la Isla privada de Disney y toda la isla es literalmente para el barco de Disney que llega ese día. Además de que está preciosa, hay muchas actividades para los niños y te la pasas increíble todo el día. Y en Nassau, la capital de Bahamas, pagamos por poder usar las instalaciones del Hotel Atlantis, es decir, sus albercas y playa, así como sus famosos toboganes.